CD General Velásquez
Publicado el agosto 19, 2019 a las 12:28 pm

Clásico apasionante

Por: Mauricio Magaña O.

En un gran Partido y con cuatro golazos de gran factura. El verde empató frente a la herradura, en la provincia de Colchagua en dos tantos.

Se preveía como partido sumamente complejo y atractivo para el General. Los resultados del día anterior obligaban a sacar puntos en el estadio Jorge Silva Valenzuela y lo consiguió.

Gran primer tiempo de Nahuel Donadell y Carlos Morales en zona ofensiva, el Duende se adueñó del mediocampo y fue el elemento abrelatas del primer tanto. Mientras el juvenil Morales, ha demostrado la experiencia que ha ganado con el correr de los partidos y con su gran movilidad causó estragos en el sector izquierdo de la defensa colchaguina.

Pero la apertura de la cuenta se dio tras una secuencia genialidades. El primero fue Gabriel Castillo, que en un robo maravilloso, posicionó el balón en modo ataque en 3/4 de cancha y habilitó a Donadell. Que con espacios y gran sentido periférico, habilitó de sombrerito al «Chirigue» Sepúlveda que en picada le marcaba el espacio. Una habilitación genial del astro argentino, dejó al «10» verde, solo frente al portero Sotomayor y para no ser menor, definió por sobre el portero y en su arco a merced anotaba el primer gol de la tarde.

Un verdadero golazo, que hacía estallar la tribuna cordillera del Estadio Jorge Silva Valenzuela. Los más de 300 velasquinos quienes agotaron sus entradas, hacían silenciar el resto de espectadores.

Con el marcador 1-0 concluía el primer tiempo. Para el complemento, Colchagua con la obligación de enfrentar el clásico con su gente y el próximo cierre de su mítico estadio por reparaciones. Salió a devorarse el campo de juego.

A solo dos minutos de iniciado el segundo tiempo, el conjunto local armo una contra mortal, mientras todos los hombres verdes volvían desde un ataque de tiro de esquina. El movimiento decisivo fue de Pizarro que en el área verde, entregó hacia atrás y encontró a Angel Melo con el arco a disposición y remató frente a la desesperada defensa verde y marcó el empate en el marcador.

El partido era otro, El General intentó a dar el golpe para retomar el liderato en el marcador, pero las jugadas de la herradura entregaban mayor profundidad. Para el espectador común, era fiesta del fútbol total, mientras para hinchas verdes y herraduros era euforia y desesperación tras cada «ataque y contraataque» que vislumbraba el encuentro.

Pasada la hora del partido, el experimentado Matías Rubio, mostró su jerarquía y un zapatazo hacia estéril cualquier reacción posible. El «10» blanco se despojaba un verdadero Golazo y la locura se instalaba entre los sanfernandinos. Parecía que luego de cinco partidos, por fin cortarían la mala racha frente al rival del Cachapoal. Pero el apasionante encuentro, aún tenía cosas que revelar.

Así fue como diez minutos después, El General no quiso ser menor y ante gran Golazo, respondió con uno del mismo calibre. Centro de Danko Espinoza, que fue medianamente despejado por la defensa local, pero que el rebote le quedó servida al duende mágico, Nahuel Donadell. El mendocino, controló de pecho y con un zurdazo espectacular se erigió como la gran figura del Partido. Su golazo de volea daba el empate para el equipo verde que celebrarba junto a su gente el sexto partido invicto frente a Colchagua.

El empate mucho menos fue la última acción de peligro, ninguna escuadra quedaba 100% feliz con el empate, Ocasiones hubieron para ambos lados, en la demostración pura que fue un partidazo de principio a fin. Con el encuentro concluido General Velásquez consigue un punto que lo acercan a la Liguilla, solo se necesitan tres más para estampar el sello en la pos-temporada por el campeonato. Por lo que el último Partido de local en la fase regular debería ser el momento de la verdad. En lo que se prevé una caldera, General Velásquez recibe a Deportes Recoleta, este sábado en el Augusto Rodríguez de San Vicente de Tagua Tagua.

Categoría: Noticias, Post-Partido
Etiquetas: , , , , , , , ,


Comentarios

Auspiciadores